lunes, 30 de marzo de 2015

Me follé a mi cuñada

La hermana pequeña de mi mujer se ha separado de su marido y ha venido a vivir con nosotros mientras no encuentro un lugar donde vivir. Yo trabajo en casa realizando páginas web y mi mujer sale muy pronto por las mañanas y no vuelve hasta las ocho de la tarde. Mi cuñada se levanta tarde y se pasa el día en casa, en pijama, llorando y comiendo bombones, mirando la tele o durmiendo. Una mañana había un gran silencio en casa y de repente oí, desde el despacho, como mi cuñada estaba suspirando y gimiendo. Me acerqué a su habitación y vi la porta entreabierta. Estaba sobre la cama semidesnuda masturbándose. Estuve un rato mirando su preciosos cuerpo y noté como mi polla crecía. Mi cuñada levantó la vista y me vio en el pasillo, me sonrió y me hizo un gesto con la cabeza para que entrara. No quise hacerla esperar y entré en la habitación cerrando la puerta tras de mí.
Me desnudé rápidamente y puse mi polla sobre la cálida y húmeda rajita de mi cuñada. Deseaba follármela desde hacía muchos años y ahora tenía la oportunidad de hacerlo, pero antes quería sentir su boca como se zampaba mi dura polla.... SIGUE EN MI OTRO BLOG
 Le metí la polla hasta el fondo de su coño y empecé a moverme acompasadamente, metiéndosela y sacándosela, y disfrutando como un camello. Empecé sobarle las tetas mientras ella se masturbaba y alcanzaba un orgasmo de campeonato.
Llegó el momento de correrme y la saqué para que ella se zampara mi leche pringosilla. A partir de ese día, cuando salía mi mujer de casa iba corriendo al cuarto de mi cuñada a follar...

miércoles, 25 de marzo de 2015

Charlotte McKinney

Esta modelo nacida en Florida en mayo de 1991 se ha hecho famosa al mostrar su escultural cuerpo sobre todo en lencería, pero también he encontrado sus tetas solo tapadas por una red.


viernes, 20 de marzo de 2015

Mi profesora de mates

 Mi profesora de mates de primero de bachillerato estaba muy buena. Era una chica recién salida de la facultad y cuando la veíamos entrar en clase todos empezábamos a fantasear con ella. Yo estaba en la primera fila y una mañana al sentarse pude verle perfectamente las braguitas blancas que llevaba bajo una falda muy corta. Soñé que me acercaba y me metía bajo la mesa para chuparle el conejito.
 Esta historia es la de otro compañero de clase que tenía una gran destreza para dibujar, aunque hay que reconocer que a la profe la hizo más voluptuosa de lo que realmente era.