sábado, 25 de abril de 2015

Sobresaliente

 Carlota es la compañera de clase que está más buena y un día la ayudé a hacer los deberes y consiguió sobresaliente. Estaba tan contenta que me invitó a su casa, me ofreció su culo y me dijo que hiciera lo que quisiera con él.



lunes, 20 de abril de 2015

Las tres chicas del sexto

Estas son las tres vecinas del sexto que me han dado la oportunidad de fotografíarlas en pelotas. La más tetuda se llama Encarna y es azafata de congresos. El primer día que la vi llevaba el uniforme: una falda de tuvo azul que marcaba su esplendido culo, una camisa blanca que parecía como si fuera a explotar reventada por la contundencia de sus tetas y una americana también azul.
 Blanca trabaja en una agencia de viajes y un día se presentó con dos billetes para Venecia de unos clientes que los habían anulado a última hora. Me pidió si querría ir con ella a la mañana siguiente y yo fui corriendo a casa a preparar la maleta. De Venecia no vimos mucho, pero me sumergí entre sus tetas y profundicé en su cálido y húmedo coñito. Me encantan sus pezones que cuando la chica está excitada se ponen duros como galletas María.
Ester es profesora de matemáticas y pareja de Encarna. Una noche me las encontré besándose en el ascensor y se sobaron mientras subíamos al piso. Me pidieron, entre arrumacos, si quería ver la sesión completa, y yo por supuesto accedí. Al entrar a casa se desnudaron y se lanzaron al sofá. Las chicas se besaban los pezones y pasaron a lamerse los coñitos. Yo me saqué la polla y empecé a masturbarme, entonces vi como se levantaban las chicas, me cogían de las manos y me lanzaban al sofá. Se acercaron a mi polla y mientras Encarna me besaba, Ester se la metía en la boca y me chupaba con ardor. Encarna también se dirigió a mi polla y ambas me la chuparon metiéndosela en la boca a intervalos. Al cabo de unos minutos me corrí en sus bocas y con la leche entre sus labios las chicas se besaron y compartieron mis babas.

viernes, 10 de abril de 2015

El día de su cumpleaños

María es la hija de mi mujer. Cuando me casé con su madre ella tenía doce años y la fui educando para que me quisiera como a un padre. Al poco de cumplir los 16 su madre se murió y nos quedamos solos, ella y yo. Como es de suponer estaba muy triste y yo la consolé como "solo un padre puede hacerlo". La pude convencer para que se metiera en mi cama y nos abrazamos. Era un día de mucho calor y estábamos casi desnudos. Por el roce con su piel mi polla empezó a cobrar vida y ella me la cogió y empezó a tocármela con dulzura. La besé en los labios y le susurré al oído que podía besármela. Me quite el pijama y ella me la besó. Yo le dije como podía consolarme y ella lo hizo como si no fuera la primera vez. Mientras med la chupaba le quité la camiseta y le sobé sus fantásticas tetas. Me corrí y toda mi leche sed la tragó sin rechistar. Después me dijo que no había sido la primera vez que lo hacía, un compañero de clase le había dado clases particulares de felaciones y que le gustaba mucho hacerlo ya que los chicos se conformaban con esto y no insistían en follársela.


miércoles, 1 de abril de 2015

Mathilda May

 Mathilda May es una actriz francesa que saltó a la fama mundial por mostrar sus hermosas tetas en la película "Lifeforce" en 1985 cuando tenía solo 20 añitos. Su papel era el de una extraterrestre que venía a la tierra en busca de hombres. Y los hombres no le faltaban...

En 1994 protagoniza la película de Bigas Luna "La teta y la luna" y nos muestra unas tetas más curtidas con unos señores pezones.