jueves, 25 de mayo de 2017

Madre e hija

Me casé con la hija, pero la madre se mete en la cama cuando lo desea. Tengo que reconocer que la madre es toda una experta y la hija va aprendiendo poco a poco.

sábado, 20 de mayo de 2017

La hija de mi jefe

Desde hace unos años trabajo en una empresa japonesa. Me enviaron al Japón a mejorar el idioma la semana pasada. Fui a vivir a casa de uno de mis jefes y su hija hacía de profesora de japonés. Desde el primer momento de conocernos contactamos enseguida. Es una chiquilla muy dulce y servicial que me ha motivado muchísimo con el idioma. Lo primero que me enseñó fueron las partes de su cuerpo: pusshi, shiri, oppai y los verbos namemasu, suimasu, fakku. Después se centró en el mío: penisu al que le hizo una konaiseiko. Se tragó todo mi seieki. Y me dejó en el séptimo cielo.


miércoles, 10 de mayo de 2017

Mi profesora de matemáticas

 Aunque no lo parezca, Inés es mi profesora de matemáticas de primero de bachillerato. El otro día recibí un correo suyo. No sabía qué quería hasta que lo abrí. Allí estaba ella en ropa interior. Me envió la primera fotografía. Me decía que si quería ver más le enviara una foto de mi polla bien reluciente. Cuando llegué a casa, lo primero que hice fui ir al lavabo a masturbarme y ponerme la polla grande y gruesa. Me la fotografié con el móvil y se la mandé.
 Al pco recibí esta segunda foto y me pedía que le dijera que haría con ella si la viera así. Quiero chuparte el coño, le dije, y hacer que te corras mientras magreo tus tetas. Después meteré los dedos en tu húmedo coño hasta que te corras por segunda vez. También me gustaría chuparte los pezones.
Cuando me envió la tercera foto me pidió que me la follara y yo le expliqué que mi polla estaba a punto de explotar, quería sentir su coño como aprisionaba mi polla y correrme dentro llenándola con mi leche. Cuando al día siguiente llegué a clase vi que en mi taquilla me había dejado unas bragas mojadas

viernes, 5 de mayo de 2017

Grace

 La hija de mi mejor amigo es una preciosidad de 20 añitos. Como tiene que estudiar en la universidad mi amigo me ha pedido que pueda vivir en casa y a mí me ha parecido una muy buena noticia. Llevamos unos días conviviendo y la chica se encuentra a gusto. Como ya empieza a hacer calorcito ella va por casa con poca ropa y yo tengo que mirar para otro lado para no excitarme. Tiene un cuerpo precioso y ella lo sabe. El día de su cumpleaños le preparé una comida especial y le regalé un pijama muy sexy. Una camisetita rosa y unas braguitas. Ella me dio un beso y se fue corriendo a la habitación. Cuando volvió con el pijama puesto me dio un vuelco el corazón.
 Me volvió a dar las gracias y me dijo que le gustaba mucho. Se puso ante mí y empezó a dar vueltas mostrándome el modelito. Le dije que estaba preciosa y ella me dijo que quería hacer algo para agradecerme todo lo que había hecho por ella. Se acercó y me beso en la frente, después en la mejilla y por último en los labios. Yo no sabía como reaccionar. Fue ella que me cogió de la mano y me llevó al sofá. Me hizo sentarme y se arrodilló ante mí. Me quitó los pantalones y el calzoncillo y empezó a jugar con mi polla. No me lo podía creer. Estaba haciendo realidad mi sueño.
 Me puso la polla dura solo con sus manos y cuando vió que estaba a punto empezó a lamerla. Primero poco a poco y después con más ímpetu. Estaba en el séptimo cielo, pero no quería correrme todavía. En mi mente estaba follármela. Entonces tomé la iniciativa. Le dije que parara y nos morreamos. En un santiamén la desnude y recorrí con mis manos todo su cuerpo. Después mi lengua exploró hasta el último rincón de su anatomía. Cuando llegué a su coñito me detuve y estuve un buen rato lamiéndoselo. Grace dio un grito y se corrió. Era el momento de que mi polla entrara en su vagina cálida y húmeda.
 La senté en el sofá con las piernas bien abiertas y puse la punta de mi polla en la rajita. Se la metí hasta el fondo sin dificultad y empecé a bombear con un mete saca intenso. El segundo orgasmo salió de su garganta al tiempo que yo llenaba su coño con mi leche.