viernes, 5 de febrero de 2016

La hermana de mi amigo

 Mi amigo Carlos tiene una hermano más pequeña que él. Cada vez que voy a su casa me gusta verla. Se llama María y es muy simpática además de estar muy buena. Una tarde, la madre de mi amigo, me pidió si podía ayudar en los estudios a María. A mí me pareció genial, así podría estar a solas con ellas e intentar follármela. Cada tarde, después de clase, iba a su casa y nos metíamos en el estudio, con la puerta abierta. Me frustró mucho no estar más intimamente con ella, pero algún día llegaría mi oportunidad. Mientras tanto nos fuimos conociendo y descubrí que a ella le gustaba.
 Una tarde, cuando llegué a su casa, descubrí que estaba sola y pensé que había llegado el momento que esperaba. No perdí el tiempo y la besé en los labios. Ella en lugar de rechazarme, los abrió ofreciéndome su húmeda lengua. Mientras no besábamos por el pasillo llegamos a su habitación. Me senté en el borde de la cama y ella se puso sobre mis piernas y me abrazó. Nos morreamos intensamente mientras la desnudaba. Cuando tuve sus tetas ante mi se las cogí con delicadeza y empecé a lamérselas, chupar sus pezones... mientras con mi manos sobaba su culo. Después le quité las bragas y la tumbé sobre la cama. Mi boca se metió en su coño y se lo chupé con delicadeza, pero con pasión. Estuve un buen rato lamiendo la rajita y metiendo la lengua dentro hasta que ella se corrió.
La visión de su coño me había puesto a cien y decidí meter mi polla y correrme dentro. Me fue muy fácil meterla y mucho más correrme en su cálido y húmedo coño.

lunes, 1 de febrero de 2016

Montserrat, la pelirroja de infarto

No se qué es lo que tienen las pelirrojas, pero me ponen. Será porque hay pocas o porque su pìel clara y sus pecas son muy sexis, pero cada vez que veo una me pongo cachondo. Conozco una bonita chica pelirroja que me hace tilín. Cada vez que la veo en la escalera me pongo cachondo y tengo que ir al lavabo a desfogarme. Cuando llega el verano me pongo como una moto. Le gusta llevar vestiditos cortos y la mayoría de las veces se deja el sujetador en casa. Yo sueño pensando que también se ha dejado las braguitas. Hace unos días coincidimos en el ascensor cuando ella salía de casa para ir al trabajo. Nada más entrar en el ascensor saboreé su aroma, a chica recién lavada. Su cabellera olía a flores y su piel a melocotón.
Llevaba un vestido blanco ceñido a su cuerpo y sus tetas intentaban salir de la opresión en un bonito escote. Era claro que no llevaba sujetador ya que sus pezones luchaban con la tela y se marcaban perfectamente bajo esta. Deseaba que el ascensor se parara y ella, muerta de miedo, se me aferrara en busca de consuelo. Me gustaría notar su cuerpo pegado al mío, el palpitar de su corazón y sus jadeos entrecortados por sollozos de miedo. ¿Y si tenía claustrofobia? Sería mi oportunidad de calmarla, susurrándole al oído cosas bonitas y acercármela a mí, para protegerla.
Pasarle mis brazos por su cintura mientras ella reposa su cabeza en mi hombro acercándose todo lo posible a mí. Noto sus tetas en mi pecho y poco a poco voy bajando mis manos hacia su culo mientras me la aproximo más y más a mi polla que está llena de pasión. Palpando su culo noto que no lleva bragas. Es mi oportunidad, meto mis manos bajo la falda y exploro sus nalgas mientras nos besamos. Introduzco uno de mis dedos entre los cachetes del culo y toco su ano, después su coñito se me presenta húmedo y caliente. Paso a la acción por delante en busca de su clítoris, dispuesto a excitarla y regalarle un intenso orgasmo.
Tras unos minutos logro que Monserrat alcance el orgasmo y de un profundo grito de placer. Sobo sus tetas por encima del vestido y le saco una para chupar su sonrosado pezón. Está dispuesta a follar allí mismo, pero le digo que no, que ya lo haremos en la comodidad de una cama. Pero quiero que me la chupe y descargar mis leche sobre su cara. Me saco la polla y comienza a chupármela con esmero. Poco a poco mi polla entra cada vez más profundamente en su garganta y cuando no puedo aguantar más y me corro, ella no aparta la boca y se traga hasta la última gota de mi leche.
Cuando el ascensor se para y se abren las puertas despierto de mi sueño. Allí estoy yo, despidiéndome de Montserrat y con los calzoncillos mojados...

miércoles, 27 de enero de 2016

Alexandra Daddario

Hace unos días empecé a ver una serie de televisión llamada True Detective. En el capítulo dos de la primera temporada vi aparecer un ángel. Se trata de Alexandra Daddario, una actriz nacida en New York el 16 de marzo de 1986 y que salió tras la puerta de su apartamento con una camiseta y un pantaloncito rosa. Bajo la ropa se intuía que no llevaba nada más...
La visitó uno de los protagonistas que es policía llevando unas esposas y le dijo que jugara con ellas. Él se sienta en el sofá y ella le esposa al mueble y una vez inmovilizado se sienta sobre él y empieza a desnudarse mostrando sus rotundas tetas. Acaba la secuencia con una mamada fuera de plano. Yo tuve que sacarme la polla y masturbarme allí mismo

lunes, 25 de enero de 2016

La vecinita del sexto

 Se llama Claudia y ayer llegó al piso de estudiantes del sexto. Llevaba muchas cosas y yo me ofrecí para echarle una mano. Cuando acabamos con la mudanza me ofreció una cerveza y a la tercera le dijo lo que pensaba de ella.
 Me había gustado nada más verla y le pedí que me dejara fotografiarla, captar su sonrisa tan sincera y su carita de ángel. Poco a poco el ambiente se caldeó y se fue quitando la ropa
 Se quitó la camiseta y se quedó en bragas. Mi polla luchaba por salir de los pantalones y empezar a dar guerra. Supe que ella también quería cuando me acerqué a besar sus labios y ella los abrió sacando su húmeda lengua.
Le quité las braguitas y disfruté lamiendo su conejito completamente depilado hasta que saqué unos grititos de placer de su garganta y acto seguido se introdujo mi polla en la boca para chupármela como una experta. Antes que pudiera decir nada me corrí en su garganta y ella se zampó toda mi leche...

miércoles, 20 de enero de 2016

Chicas desnudas

Si eres una chica mayor de 18 años y quieres enseñar tus encantos, envíame imágenes tuyas desnuda. Me da igual que solo enseñes las tetas, el culo o el coño. Todas las imágenes serán bien recibidas.
Si eres vergonzosa, no hace falta que enseñes tu cara. Anímate y haznos felices.

domingo, 17 de enero de 2016

Selena Marie Gómez

 Selena Gómez es una actriz y cantante de ascendencia mexicana nacida en Grand Prairie, Texas, el 22 de julio de 1992, a punto de cumplir los 24 años.